LA SUFICIENCIA DE LA IGLESIA EN LA OBRA MISIONERA

Introducción:
Dios ha dado un plan para evangelizar a este mundo.  Y con este plan, el trabajo puede ser cumplido.  El problema es que los hombres quieren cambiar el plan de Dios por sus propios planes.  Pero sus propios planes no van a cumplir el trabajo y consumar los resultados que a Dios le gustaría tener.  Debe hacer la obra de Dios según Su plan.  En 1988, en los juegos olímpicos en Seoul, Corea, hubo un hombre canadiense llamado Benjamín Johnson.  Por muchos años, se había preparado para ser el campeón del mundo en la carrera de 100 metros.  Prácticamente, toda su vida la había dedicado al logro de éste propósito.  Benjamín estaba llamado a ser el hombre más rápido del mundo y el favorito para ganar la carrera en los juegos olímpicos.  Los corredores tomaron sus posiciones y la pistola para empezar tiró.  Benjamín corrió como una bala.  Cuando terminó la carrera, él probó que era el más rápido en el mundo.  Era el nuevo campeón del mundo.  Recibió su medalla de oro con mucho orgullo.  Sin embargo, después de unos días, los oficiales se enterraron que Benjamín había usado la droga esteroide.  Le confrontaron y requirieron que pasara un examen para las drogas.  Siendo culpable,  perdió su medalla de oro y su título como el campeón del mundo.  Benjamín corrió la carrera pero no según las leyes de los juegos olímpicos entonces perdió su premio.  Hay muchos obreros de Dios trabajando con sus propios planes y ellos perderán su premio porque no hacen la obra de Dios legítimamente.  “Y también el que lucha como atleta, no es coronado si no lucha legítimamente” (2 Timoteo 2:5).

La obra misionera es la razón dada por el Señor Jesucristo para la existencia de su iglesias, no para la existencia de convenios, comité e instituciones de fabricación humana (Mateo 28:18-20; Marcos 16:15; Lucas 24:47; Juan 20:21; Hechos 1:8).  El mejor ejemplo o modelo de una iglesia cumpliendo su propósito misionero encontrado en el Nuevo Testamento es la iglesia en Antioquía (Hechos 13:1-4).  La responsabilidad del evangelismo del mundo no es de una convención, ni sociedad misionera, ni de una asociación bíblica, ni otra organización, pero la responsabilidad completamente descansa en las iglesias de nuestro Señor Jesucristo.  Observe en Hechos 13:1…“en la iglesia.”

¿Porque es la iglesia suficiente para la obra que Dios le ha designado?

1)  La iglesia es la única institución que fue empezada, fundada, y está encabezada por el Señor Jesús (Mateo 16:18; Efesios 1:22, 5:23).

2)  Jesucristo únicamente dio su poder y su Espíritu Santo a una institución–la iglesia (Hechos 2:1-4; Efesios 2:22).

3)  Jesucristo únicamente dio la misión evangelística a su iglesia, no la dio a ninguna otra institución de manufactura humana (Mateo 28:18-20).

4)  El Nuevo Testamento únicamente registra a la iglesia llevando a la práctica la gran tarea de la obra designada para ella.

5)  La Biblia nos enseña que el Señor Jesucristo recibe honor por medio de su iglesia, no por medio de convenciones producto de la sabiduría humana (Efesios 3:20).

Bíblicamente, la iglesia es la fuente de la obra misionera.  Por hacer la obra de Dios de esta manera ganará la bendición de Dios.  Sin embargo, haciendo la obra de Dios de otra manera es ignorancia o arrogancia!

¿Cómo opera la obra misionera en la iglesia?

1)  Cuando Dios quiso que los gentiles, los paganos, y los nativos oyeran el evangelio, empezó a trabajar en la iglesia.

Dios les dio una comisión.  Dios no los dejó actuar según sus propios pensamientos.  Él les dijo como hacer el trabajo….él dijo vayan, hagan discípulos, bautícenlos, y enséñenles todas las cosas.

Dios les dio un Consolador el Espíritu Santo.  Este Consolador permanece con nosotros, nos enseña todas las cosas espirituales, nos guía cada momento, habla con nosotros, testifica de Cristo y nuestro mensaje a otros, y nos da poder y ánimo en la obra del Señor, según el parámetro del Nuevo Testamento.

Dios les dio las circunstancias para estimularlos a ir a todas las partes con el evangelio.  A fin de que el evangelio llegara a todas partes, Dios permitió la persecución de la iglesia en Jerusalén (Hechos 8:1,4).  Con la persecución, finalmente la voluntad de Dios se estaba cumpliendo.  “Pero los que fueron esparcidos iban por todas partes anunciando el evangelio.”

2)  Cuando Dios buscaba a hombres fieles, los buscaba en la iglesia, no en escuelas o comité de manufactura humana.

En Hechos 6, siete hombres fueron escogidos para la obra del Señor, ellos fueron escogidos dentro de la iglesia en Jerusalén.

En Hechos 8, Felipe el evangelista fue escogido por el Espíritu Santo dentro de la iglesia en Jerusalén.

En Hechos 13, Dios levantó dos hombres fieles para el trabajo misionero dentro de la iglesia en Antioquía.

En Hechos 15:22, encontramos que Judas y Silas fueron escogidos para ayudar en la obra misionera dentro de la iglesia en Jerusalén.

En Hechos 12:25, el reclutamiento de Marcos fue dentro de la iglesia en Jerusalén.

En Hechos 16:2-3, Dios le dio a Pablo a Timoteo que fue escogido dentro de la iglesia en Derbe.

3)  Cuando Dios probó los dones espirituales de Pablo y Bernabé, los probó en la iglesia.

En Hechos 11:25-26, Dios examina y prueba a los hombres en una iglesia delante de otros hermanos antes de mandarlos a los campos del mundo.  Por un año o más, ellos se congregaron en la iglesia enseñando y sirviendo.

En Hechos 15:22, Judas y Silas tuvieron un buen testimonio de servicio ante la iglesia en Jerusalén.

Timoteo también había servido en su iglesia en Derbe antes de su salida con el apóstol Pablo.

La iglesia es el lugar para conseguir experiencia en la obra del Señor, el lugar de preparación, y el lugar donde nuestro amor para Dios, nuestra fidelidad, nuestra dedicación, y nuestros dones espirituales serán probados.  Nunca una iglesia manda a un obrero sin antes probarlo en su congregación y muchos menos en una institución predispuesto por el hombre.

4)  Cuando Dios confirmó el llamamiento de Pablo y Bernabé, lo confirmó en la iglesia.

Durante la experiencia en el camino a Damasco, Dios le reveló a Pablo que iba a mandarlo a los gentiles.  Pablo dio su testimonio a cerca de su experiencia en el camino de Damasco delante de una multitud de judíos en Hechos 22.  En el versículo 21 Jesús le habló a Pablo diciendo, “Ve, porque yo te enviaré lejos a los gentiles.”  Este fue el llamado de Pablo.  Sin embargo, encontramos a Pablo sirviendo en la iglesia, esperando el trabajo del Espíritu Santo en los corazones de los miembros de la iglesia.  Sabiendo la voluntad de Dios, Pablo nunca se fue hasta que la iglesia reconoció su llamado y puso su bendición sobre él.  Por eso, Pablo nunca tuvo dudas de que estaba en la voluntad de Dios.

5)  Después que fueron probados Pablo y Bernabé, y sus llamados fueron reconocidos en la iglesia, fueron ordenados por la iglesia (Hechos 13:3).

6)  Cuando Dios quiso mandar a hombres, Él siempre los mandó de y por medio de una iglesia (Hechos 13:3-4).  La responsabilidad para mandar al misionero es la responsabilidad de la iglesia.  Por eso, ellos fueron responsables con su iglesia en su conducta y su doctrina.

7)  Cuando regresaban Pablo y Bernabé, siempre dieron un reporte a la iglesia (Hechos 14:26-28).

¿Que hizo la iglesia en Antioquía, que Dios la bendijo mucho o Que tipo de iglesia usa Dios?

1)  La iglesia en Antioquía era una iglesia dada al evangelismo (Hechos 11:24).  La iglesia en Antioquía veía a mucha gente venir al Señor.  “Y una gran multitud fue agregada al Señor.”

2)  La iglesia en Antioquía era una iglesia dada al discipulado y la enseñanza de la Palabra de Dios (Hechos 11:25-26).  El discipulado es la clave del crecimiento futuro y firmeza de la iglesia.  El crecimiento, madurez, y utilidad de los santos es realizado por la enseñanza de la Biblia.  La iglesia en Tesalónica era muy fuerte por medio del discipulado.  Fíjese en las tres generaciones de creyentes (1 Tesalonicenses 1:8-9).

3)  La iglesia en Antioquía era una iglesia separada del mundo y apegada al Señor (Hechos 11:26).  El nombre “Cristiano” fue usado por primera vez en Antioquía.  Su testimonio de pureza y santidad y sus vidas consagradas motivaron a los paganos a llamarlos “cristianos.”  El nombre cristiano significa la semejanza de Cristo y su vida.

4)  La iglesia en Antioquía era una iglesia sacrificada (Hechos 11:27-30).  Sus corazones eran sensitivos a las necesidades de otros.  Entonces tomaron una ofrenda especial para los hermanos.  Jesús dijo, “de gracia recibisteis, dad de gracia.”   Y también dijo que “más bienaventurado es dar que recibir.”  La prueba del amor de Dios en el corazón, es la capacidad de dar.

5)  La iglesia en Antioquía era una iglesia unida (Hechos 13:1).  Esta iglesia tenía personas de varios lugares, varias nacionalidades, y diferentes antecedentes.  El camino más rápido para destruir una casa o iglesia es la división desde dentro.  Jesús dijo “una casa dividida contra sí misma, no permanecerá.”  Bernabé era un ciprio judío, Simón llamado Niger era un hombre negro probablemente de África, Lucio de Cirene era un judío del norte de África cerca de Libia, Saulo era un orgulloso judío de Tarsus.  Sin embargo, por el trabajo del Espíritu Santo, trabajaron juntos en armonía, sin necesidad de centralizar obra por medio de convenciones, comité o sociedades de fabricación humana.

6)  La iglesia en Antioquía era una iglesia espiritual (Hechos 13:2-3, 14:23).  Esta iglesia oraba y ayunaba.  Tiene que ayunar para saber la mente del Espíritu Santo y Su voluntad como encontramos en Hechos 13 y 14.  Tiene que ayunar para humillarse (Salmos 35:13); para reconocer nuestra debilidad y la todopoderosa fuerza del Señor; y también para multiplicar nuestra fe (Mateo 17:20-21).  Las obras espirituales son efectuadas por medio de los métodos espirituales. Llevar a cabo la obra del Señor por otro medio no bíblico, es obra según la sabiduría humana, o más bien carnales.   No hay atajos en la obra de Dios.

Share Button
Esta entrada fue publicada en A considerar, Articulos, Doctrinas y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *