LA PALABRA VERDADERA – Colosenses 1:5

I. LA PALABRA VERDADERA DEL EVANGELIO.biblia-jpg1

  1. En estos versículos se observa que identifica el evangelio como la palabra verdadera, capaz de salvarnos. (Colosenses 1:23) “…si en verdad permanecéis fundados y firmes en la fe, y sin moveros de la esperanza del evangelio que habéis oído, el cual se predica en toda la creación que está debajo del cielo; del cual yo Pablo fui hecho ministro.” (Efesios 1:13) “En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa…” (1 Tesalonicenses 2:13) “Por lo cual también nosotros sin cesar damos gracias a Dios, de que cuando recibisteis la palabra de Dios que oísteis de nosotros, la recibisteis no como palabra de hombres, sino según es en verdad, la palabra de Dios, la cual actúa en vosotros los creyentes.”
  2. Es posible conocer la palabra verdadera.
    1. Ellos la habían oído. (Colosenses 1:5) “…a causa de la esperanza que os está guardada en los cielos, de la cual ya habéis oído por la palabra verdadera del evangelio…”
    2. Ellos la habían creído y la recibieron como la verdad, (Colosenses 1:6) “…que ha llegado hasta vosotros, así como a todo el mundo, y lleva fruto y crece también en vosotros, desde el día que oísteis y conocisteis la gracia de Dios en verdad…”
    3. Aquí la respuesta para los que dicen que es imposible conocer la verdad o que no podemos llegar a la verdad.
  3. La base de nuestra esperanza celestial es la palabra verdadera del evangelio, “…de la cual ya habéis oído por la palabra verdadera del evangelio…” Colosenses 1:5.
    1. Ella nos da entendimiento y contacto con la gracia de Dios que nos salva y nos da esperanza, “…y lleva fruto y crece también en vosotros…” Colosenses 1:6.
    2. Siendo que la palabra verdadera es la base de nuestra esperanza:
      1. No debemos buscar en otra ciencia o base.
      2. Debemos estar seguros que estamos basando nuestra esperanza en lo que Dios ha dicho.
      3. Debemos enseñar esta verdad a otras personas para que ellas tengan esta esperanza.

 

II. LA PALABRA VERDADERA ES FINAL.

  1. Es decir, que contiene todo lo que necesitamos, (2 Pedro 1:3, 4) “Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia, (1:4) por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia…”  (2 Timoteo 3:16, 17) “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, (3:17) a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.”
  2. Es completa, no es necesario añadir nada, ni recibir ninguna revelación moderna para aclararla.

 

III. ¿QUÉ ESTA HACIENDO CON LA VERDAD?

  1. Debe recibirla con un corazón bueno y honesto, (Véase Lucas 8:11-15).
  2. Debe obedecerla de corazón, (Véase 1 Pedro 1:22-25); para ser santificado, (Juan 17:17)  Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad.
  3. Debe predicarla a todo el mundo, (2 Timoteo 4:2) “…que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina.”

 

CONCLUSION:

  1. El evangelio tiene la característica natural de producir fruto: “… y lleva fruto y crece también en vosotros…” Col. 1:6. El evangelio es un poder activo, es poder de Dios, “No me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación de todo aquel que cree…” Romanos 1:16.

____

Share Button
Esta entrada fue publicada en A considerar, Sermones y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LA PALABRA VERDADERA – Colosenses 1:5

  1. Carolina de la O dijo:

    Gracias Hermano. tenemos el deber de predicar a otros de esta esperanza. Bien hecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *