Juan 9: El ciego de nacimiento

INTRODUCCIÓN:

  1. “Estamos tan acostumbrados a ver, que poco pensamos en el don maravilloso que es la vista. Realmente, es una inmensa bendición el poseer nuestros ojos con los cuales no solamente nos cercioramos de todo lo que nos rodea, sino que deleitamos nuestro espíritu al contemplar la variada hermosura y la encantadora magnificencia que cual mágica alfombra multicolor, se extiende sobre la Tierra y el Cielo.” (Vila, S. (2001). 1000 bosquejos para predicadores (pp. 236–237). Viladecavalls (Barcelona) España: Editorial CLIE.)
  2. Juan escogió 7 milagros de los cuales no son mencionados en los otros evangelios.
  3. Son escogidos por su alto contenido en mostrarnos el poder, la calidad de Jesus como nuestro: Guía, Mesías, y como Juan lo presenta como nuestro Dios.

 

I.- DESCRIPCION DEL CAPITULO.

  1. Juan 9:1-7. Cristo da la vista a un ciego de nacimiento. “Fue un milagro portentoso en el que la divinidad de Jesús quedó plenamente atestiguada …” (Vila, S. (2001). 1000 bosquejos para predicadores (pp. 236–237). Viladecavalls (Barcelona) España: Editorial CLIE.) De estos pasaje se puede notar varias cosas aqui:
    1. Jesus corrige una falsa enseñanza arraigada en los Judios. La biblia nos indica que el alma que pecare esa morirá. “El concepto popular judaico era que toda enfermedad debía atribuirse a algún pecado. Pero Jesús fue más al fondo.” (Vila, S. (2001). 1000 bosquejos para predicadores (pp. 236–237). Viladecavalls (Barcelona) España: Editorial CLIE.) Jesus contesta: “Ni este ni sus padres… mas para que la obra de Dios se manifieste en el”
    2. “Cristo curó a muchos que eran ciegos por enfermedad o accidente; aquí sana a uno que nació ciego. Así mostró su poder para socorrer en los casos más desesperados, y la obra de su gracia en las almas de los pecadores, que da vista a los que son ciegos por naturaleza.” (Henry, M. (2003). Comentario de la Biblia Matthew Henry en un tomo (p. 818). Miami: Editorial Unilit.)
    3. La forma de curar al ciego. Hizo lodo con su saliva y con el lodo le unto en sus ojos.
    4. La sanación requirió que el necesitado hiciese algo. “La opinión popular atribuía a la saliva virtudes curativas, especialmente en los casos de debilidad en la vista. Sin duda, Jesús no participaba de semejante creencia; pero él necesitaba despertar la fe en aquel enfermo.” (Vila, S. (2001). 1000 bosquejos para predicadores (pp. 236–237). Viladecavalls (Barcelona) España: Editorial CLIE.) La fe desmotrada en su obediencia.
    5. “El hombre ciego hizo lo que Jesús le había mandado: fue y se lavó, y el resultado sorprendente fue que volvió viendo. ¡Qué experiencia más incomparable! Por primera vez en su vida, el hombre que nació ciego pudo ver la luz del día. Ahí mismo, mientras se inclinaba para lavarse, quizás lo primero que vio fue su propio rostro.” (Vila, S. (2001). 1000 bosquejos para predicadores (p. 238). Viladecavalls (Barcelona) España: Editorial CLIE.)
  2. Juan 9:8-12. El relato del ciego.
    1. Este hombre era reconocido por todo el pueblo, las personas podían reconocer lo que ante hacía. (Pedir limosna)
    2. El hombre que recibe la vista, conocia de su sanador. “El hombre que se llama Jesus…”
  3. Juan 9:13-17. Los fariseos interrogan al hombre que había sido ciego.
    1. El dilema de los fariseos: Este hombre no guarda del dia sabado y su pregunta que le llenaba de confusion. “¿Cómo puede un hombre pecador hacer tales señales?”
    2. La confesion del ciego ante los fariseos, “…que es profeta…”
    3. “Cristo no sólo obró milagros en el día de reposo, pero su modo hizo que se ofendieran los judíos, porque pareció no ceder ante los escribas ni los fariseos. El celo de ellos por los puros ritos consumió los asuntos importantes de la religión; por tanto, Cristo no quiso darles cabida.” (Henry, M. (2003). Comentario de la Biblia Matthew Henry en un tomo (p. 819). Miami: Editorial Unilit.)
  4. Juan 9:18-23. Le preguntan de El. Se observa la cobardía de sus padres, al no corresponder con la misma información de su hijo.
    1. “Los fariseos esperaron vanamente refutar este notable milagro. Esperaban a un Mesías, pero no toleraban pensar que este Jesús fuera Aquel, porque sus preceptos eran del todo contrarios a las tradiciones de ellos, y porque tenían la expectativa de un Mesías con pompa y esplendor externo.” (Henry, M. (2003). Comentario de la Biblia Matthew Henry en un tomo (p. 819). Miami: Editorial Unilit.)
  5. Juan 9:24-34. Expulsan al hombre que recibe su vista. Estos versículos me encanta porque se observa una delicada exhortación y defensa de su sanador ante los fariseos. Los fariseos no encuentra un argumento para contrarrestar la valiosa explicación de este hombre, y recurren al plan llamado “expulsión”
    1. Le presenta un problema para los fariseos. “Si es pecador no lo se. Una cosa se: que habiendo sido ciego, ahora veo.”
    2. En medio de su defensa, este usa de ironía. “¿Acaso quereis tambien vosotros haceros sus discípulos?”
    3. Les indica quen Jesus procede de Dios. Con el argumento Juan 9:33, “Si este no viniera de Dios, nada podría hacer.”
  6. Juan 9:35-38. En este versículo se nota que solo Dios debe ser adorado. El hecho que Jesus permita la adoración en este versículo de Juan 9:38, le estaba ensañando una vez mas que Jesus es Dios, el mesías por el cual los profetas habían hablados.
    1. “Nadie sino Dios debe ser adorado; así que, al adorar a Jesús, le reconoció como Dios. Le adorarán todos los que creen en Él.” (Henry, M. (2003). Comentario de la Biblia Matthew Henry en un tomo (p. 819). Miami: Editorial Unilit.)
    2. Jesus reconoce a aquellos que sufren por su causa.
  7. Juan 9:39-41. “Cristo vino al mundo a dar vista a los espiritualmente ciegos. Además, para que los que ven sean cegados; para que los que tienen un elevado concepto de su propia sabiduría, sean sellados en su ignorancia.” (Henry, M. (2003). Comentario de la Biblia Matthew Henry en un tomo (p. 820). Miami: Editorial Unilit.)

 

II.- LECCIONES DE ESTE CAPÍTULO.

  1. Que nuestra fe tiene que crecer, Romanos 10:17, Juan 20:30,31.
  2. Tenemos que defender la verdad, Juan 9:30,33.
  3. Dios nos consuela cuando nos expulsan por defender la verdad, Juan 9:35.
  4. Dios no oye los que están en pecado, Juan 9:31. 1 Samuel 8:18; Job 35:12; Salmos 18:41; 66:18; Proverbios 1:28; 15:29; Isaías 59:2.
  5. Dios obra en aquel que hace la voluntad de El. Juan 9:31; Salmos 34:15; 66:18; Proverbios 15:29.

Los texto usados en este estudio es de la versión: Santa Biblia : Reina-Valera Actualizad. (1989). (electronic ed. of the 1989 editio., Jn 9.31). El Paso: Baptist Spanish Publishing House.

Share Button
Esta entrada fue publicada en A considerar, Sermones y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Juan 9: El ciego de nacimiento

  1. luis Evelio Moreira dijo:

    Hola mi amado hno gracias por compartir tremendos estudios que nos servirán para edificar a las congregaciones locales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *