EL ALIENTO

INTRODUCCION:

  1. El proposito de este estudio es el de: infundir animo espiritual y para reconocer el verdadero compromiso para con Dios.
  2. (1 Tesalonicenses 4:18) “Por lo tanto, anímense unos a otros con estas palabras.”

 

I. EL CRISTIANO ES ALENTADO CON LA PALABRA DE DIOS.

  1. (Colosenses 3:16) Que habite en ustedes la palabra de Cristo con toda su riqueza: instrúyanse y aconséjense unos a otros con toda sabiduría; canten salmos, himnos y canciones espirituales a Dios, con gratitud de corazón.”

 

II. LA ENSEÑANZA DE LA SEGUNDA VENIDA

  1. Nos alienta por lo que heredaremos. (Juan 14:1-3) “Jesús consuela a sus discípulos »No se angustien. Confíen en Dios, y confíen también en mí. (2) En el hogar de mi Padre hay muchas viviendas; si no fuera así, ya se lo habría dicho a ustedes. Voy a prepararles un lugar. (3) Y si me voy y se lo preparo, vendré para llevármelos conmigo. Así ustedes estarán donde yo esté.”
  2. Nos alienta la forma como seremos resucitados. (1 Tesalonicenses 4:16-18) El Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, y los muertos en Cristo resucitarán primero. (17) Luego los que estemos vivos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados junto con ellos en las nubes para encontrarnos con el Señor en el aire. Y así estaremos con el Señor para siempre. (18) Por lo tanto, anímense unos a otros con estas palabras.”

 

III. TAMBIEN NOS ALIENTA LOS HERMANOS

  1. Podemos alentar con palabras y con el ejemplo. (Hebreos 10:23-25) “Mantengamos firme la esperanza que profesamos, porque fiel es el que hizo la promesa. (24) Preocupémonos los unos por los otros, a fin de estimularnos al amor y a las buenas obras. (26) No dejemos de congregarnos, como acostumbran hacerlo algunos, sino animémonos unos a otros, y con mayor razón ahora que vemos que aquel día se acerca.”
  2. La iglesia primitiva digno ejemplo de imitar. (Hechos 2:46) No dejaban de reunirse en el templo ni un solo día. De casa en casa partían el pan y compartían la comida con alegría y generosidad…”
  3. La actitud de un cristiano es el de fortalecer a otros hermanos. (Filmen 1:6,7) Pido a Dios que el compañerismo que brota de tu fe sea eficaz para la causa de Cristo mediante el reconocimiento de todo lo bueno que compartimos. (7) Hermano, tu amor me ha alegrado y animado mucho porque has reconfortado el corazón de los santos.”
  4. Lectura final véase 1 Tesalonicenses 5:9-11.

____

  • Las citas usadas en este estudio corresponde a la Nueva Versión Internacional. (NVI)
Share Button
Esta entrada fue publicada en Bosquejos, Sermones y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *